Las cicatrices económicas de la pandemia
 
 

Frecuentemente conversamos sobre los efectos secundarios de la pandemia que se reabsorben en ritmos lentos. En otros casos, los daños son perdurables.

Sucede lo mismo con la economía de los países. Así, de acuerdo con estimaciones del FMI, el grupo de las economías avanzadas (industrializadas) sería el único que en el 2022 retomaría la trayectoria de crecimiento registrada antes de la pandemia e, incluso, llegaría a superarla.

Los demás grupos de países (incluida América Latina) permanecerán, hasta el 2025, en una trayectoria de crecimiento muy inferior a la proyectada antes de la pandemia, lo que pone de relieve el carácter duradero del daño causado. Esas son las secuelas.

De su lado, el Reporte de Inflación del BCR de diciembre evalúa los efectos de largo plazo del COVID19 en el Perú. Dice que si bien crecimos 13,2% en el 2021 (la tasa más alta de América Latina), “cabe preguntarse si la crisis del COVID-19 afectará los factores estructurales de la economía y, por ende, dejará “cicatrices” de largo plazo; es decir, si reducirá el potencial de crecimiento a futuro” (1).

Una forma de evaluar el tamaño de la “cicatriz” es utilizar las proyecciones de crecimiento que se tenían antes que ésta comience. BCR dixit: “la crisis del COVID habría hecho que el PBI de Perú en 2022 se encuentre aún entre 5 y 7% por debajo del nivel que hubiese alcanzado en ausencia de la misma”. O sea, una “cicatriz” importante pero, ojo, más pequeña que el -11.1% del PBI de la crisis financiera de 1998 (Banco Latino, Wiese, bajo Fujimori), también calculada por el BCR.

El BCR también analiza a Brasil, Chile, Colombia y México y encuentra que tienen pérdidas del PBI similares a la nuestra “a pesar que Perú tuvo una de las cuarentenas más estrictas del mundo”.

Hay “cicatrices, entonces. Y forma de curarlas. De un lado, hay que reconocer la importancia del 13.2% del PBI (alcanzado con bonos y estímulos, políticas que se usaron en casi todos los países), lo que la derecha le “ningunea” al ministro de Economía, Pedro Francke.

Y, de otro, que también importa, y mucho, que nuestro crecimiento no dependa tanto de los precios de las materias primas, sino que pasemos al crecimiento impulsado por un aumento del valor agregado, a través de la diversificación productiva. Así, las “cicatrices” se curarán más rápido. Y seremos más resistentes, como los países avanzados, a las crisis que puedan venir en el futuro.

1) Ver Reporte de Inflación, diciembre 2021, www.bcrp.gob.pe


Publicado el 16 de Enero de 2022

   
 
   
 
  Información complementaria utilizada para la elaboración del presente artículo.
  REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
  DIRECCIONES WEB
  ARTICULOS RELACIONADOS
   
 
 
 
 
 
 
Título Texto Ambos
De:
Hasta:
 

En el 2002 regresa al Perú y al diario La República donde retoma su columna económica semanal llamada Cristal de Mira...
Ver más...
 
 
 


¿Porque todo el mundo habla de los pobres?
Nullam malesuada sodales erat. Maecenas viverra aliquam nisl. Sed ullamcorper vestibulum turpis. Praesent aliquam ornare ipsum. Quisque non elit.
Ver más...

 
 
 



"La industria del gas natural y las modalidades de regulación en América Latina". Análisis los regímenes de regulación de los mercados de gas...
Ver más...
 
 
 
   
 
© 2005. CRISTAL DE MIRA. Todos los Derechos Reservados Desarrollado por